EMPO | Descubriendo EMPO
19080
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-19080,page-parent,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Descubriendo EMPO

¡ Hoy ya hay terapeutas que son capaces de trabajar con corazón !

empo-tatami
EMPO-web-slide4
EMPO-web-slide2
EMPO-web-escuela6
EMPO-web-escuela1
¿Imagináis a un psiquiatra tratando el hígado con osteopatía visceral en lugar de dar un antidepresivo?
El osteópata ayuda a que ocurra de forma más directa y sencilla, sin quitar ni añadir nada al organismo.
PSICO-OSTEOPATÍA ORGÁNICA

Imaginad a vuestro terapeuta o especialista, que además de conocer a fondo su especialidad, y en vez de recetar la fórmula mágica, es capaz de escuchar lo que cada uno de nosotros necesitamos decir, capaz de estimular con palabras y con normalizaciones físicas tus propias capacidades, capaz de dirigir su tratamiento al mismo tiempo que escucha y siente nuestro cuerpo.

¿Imagináis a un psiquiatra tratando el hígado con osteopatía visceral en lugar de recetar un antidepresivo? o, ¿un traumatólogo recuperando una rodilla con una normalización sobre la tibia, sin tener que operar y sin tener que recetar un antiinflamatorio? o, ¿imagináis a un médico de cabecera diciéndole a un paciente que su dolor de hombro, es por su separación con la pareja?

¡Hoy ya hay terapeutas que son capaces de trabajar con corazón! Nuestro propósito es ayudar a la formación de más terapeutas con esta misma visión. ¿Acaso está prohibido enseñar a tratar cuerpo, psique y emoción? No se trata de negar lo bueno de cada disciplina: a veces necesitamos un antibiótico, o una operación o una pastilla. Lo que proponemos es abrir las fronteras que separan las diferentes disciplinas, para englobar al paciente con una actitud más cercana a su realidad, y así evitar tratar sólo enfermedades y síntomas, en lugar de a personas.

La psico-osteopatía orgánica surge como una respuesta lógica a los tiempos que vivimos. El tratamiento que vamos a dar, funcionará mucho mejor si entendemos y atendemos al paciente en toda su complejidad.

LEER MASCASOS REALES